ene 10, 2014

Enviado por en Otros, Vivencias | 7 Comentarios

Me opero, Auf Wiedersehen Frankfurt

No es intención del blog contaros temas personales pero como es algo relacionado con el deporte, con retos y sé que algunos de vosotros os puede interesar por el afecto que podáis tenerme o por que os parezca interesante la experiencia.

Llevaba muchos años, desde el 2006, coincidiendo con mi paso al triatlón del running, sin tener lesiones importantes que me hicieran parar de entrenar pero el paso de los años exigiendo tanto al cuerpo este mismo ha creído conveniente hacer pagar un peaje.  Bienvenido sea! Quiero decir que con todo lo que llevo entrenado, competido y disfrutado ahora toca pasar por quirófano desde luego ha merecido la pena. Además me opero para poder seguir disfrutando del triatlón y demás aventuras otros tantos años.

runlanzarote

La historia comienza en el mes de abril cuando prácticamente quedaban 3 semanas para el IM de Lanzarote donde empiezo a tener molestias en los talones y en los Aquiles, creí que era un tema de zapatillas ya que andaba cambiando más a menudo de lo habitual y pasé de las Asics Ds Trainer 17 a las 18 que no tienen nada que ver con el concepto que estaban utilizando las anteriores (suele pasar con muchos fabricantes que por necesidades de marketing y tendencia tocan modelos y en mi opinión muchas veces las destrozan),  por lo que probé con las K-Swiss Kwicky Blade-Ligt y me fueron muy bien. Bien es verdad que bajé el drop y eso para los Aquiles no es lo que mejor les venía pero sin embargo el cambio fue bueno y corrí el maratón del IM con muy buenas sensaciones y haciendo 5’ menos que en Roth sabiendo que la manera que te bajas a correr en Lanzarote después de los 180km tan exigentes no tiene nada que ver con Roth. Siempre me acordaré que comentando la carrera con Pablo Cabeza (mi entrenador y amigo) me dijo: General Pavía! La bici de Roth comparada con la de Lanzarote es un paseo por el parque!

 

Después de Lanzarote bajé bastante el ritmo de entreno e hice la un triatlón corto, la Quebrantahuesos y el Gran Trail de Peñalara en la versión de 60km sin mayores molestias pero cuando a finales del mes de agosto empiezo a prepara el maratón de Valencia me vuelven las molestias siendo cada vez más agudas según lógicamente pasaban las semanas y los entrenos.

Hubo un momento en el que cuando me levantaba por las mañanas ya no podía ni plantar los pies en el suelo por lo que acudí al Dr. López-Capapé y me hizo resonancia de los dos pies diagnosticándome espolón de Haglund en ambos pies con los tendones bastante dañados. Estos Haglung aparecen en los pies después de haber sometido a los pies a tensión durante mucho tiempo y fijaos lo que los pobres llevan aguantado. Me gustó de Capapé que es un médico traumatólogo que ha sido atleta y que está especializado en deportistas por lo que habla tu mismo idioma, de hecho me dijo a tres semanas de Valencia que aunque no era lo más indicado que ya que tenía hecho el entreno hiciera Valencia y volviera a verle. Esto no pudo ser pues en una tirada larga de 28km a dos semanas con mi partner Jorge ya no podía correr de manera efectiva y al bajar de su coche las pisadas eran mortales de dolor por lo que al día siguiente fui a ver a Marta mi fisio de confianza y después de hablar con Pablo decidí parar y mirar de frente a la lesión.

He intentado desde entonces (principio de noviembre) hacer todo lo indicado por el médico como por los fiscos pero aunque en el pie izquierdo ha mejorado bastante el pie derecho sigue mal.

Hoy con una nueva resonancia del pie derecho y evaluando la realidad he decidido junto con López Capapé proceder a operarme para intentar recuperar ese pie y volver a “mi normalidad” ya que desde Noviembre no he podido correr aunque por lo menos he seguido nadando, rodando en bici y haciendo gimnasio.

Me opero el día 6 de febrero al a vuelta de un campus de Triatlón que organizo junto con Dorsalcero en Sands Beach Resort (Lanzarote) por lo que me meteré en el quirófano en un buen estado de forma 😉 Aunque parezca mentira estoy aliviado pues lo peor de estos procesos es la  incertidumbre por la que pasas. Creo que es algo que puede pasar y hay que afrontarlo como todo en la vida con la mejor de las sonrisas y fuerza.

Sands Beach

La recuperación aunque la estresaremos bastante será lenta ya que tardaré de 2 a 3 meses en correr, 2-3 semanas en poder nadar, 3-4 semanas en meter elíptica y bici, ahora tengo que olvidarme de tiempos y recuperarme para poder seguir dando guerra muchos años. Veré cuando se acerque la fecha de Frankfurt que hago, si voy a mirar, si hago la natación y la bici y lo dejo, si intento correr un poco…

También tengo en mente cruzar el estrecho a nado en verano y eso también me da ánimo para recuperarme y seguir entrenando.

Os iré contando con la intención de que viváis de cerca como se vive un proceso de operación/recuperación.

Compártelo!
  1. Suerte Ako y mucho ánimo…. un abrazo grande

  2. Estoy convencida que en un par de meses estás ya a tope y afrontando nuevos retos. Ánimo campeón!!

  3. ¡Hay que ver lo que hacen algunos para saltarse las sesiones de carrera del campus!

    Ahora en serio. Cuídate Ako porque triatlones hay muchos pero pies solo tienes esos dos, así que cuídalos. Merece la pena parar para disfrutar de lo que haces.

    Un Abrazo

  4. Estoy segura q podrás con ello, estas hecho de una pasta especial así q con esa fuerza estarás a tope, estaremos a tu lado, ÁNIMO BRO!

  5. Mucho ánimo Ako!! Seguro que sale todo genial y te recuperas fenomenal. Ahora deja que Tati y tus niños te mimen un rato.
    Besos

  6. A veces hay que dejar los sueños por las cosas realmente importantes. Lo sueños están ahí y pronto se vuelve a soñar. Ánimo!!!

  7. Jesús P. dice:

    Muchísima suerte Ako!! Con la pedazo de trayectoria que tienes no tengas la más mínima duda que esto es sólo un “peaje” como tu dices. Te recuperarás muy pronto y volverás a estar a tope como siempre, un abrazo!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*